Clausura en Caracas seminario internacional “Rebelión antineoliberal en Nuestra América”

Durante tres días consecutivos el seminario internacional “Rebelión antineoliberal en nuestra América”, congregó a intelectuales y pensadores latinoamericanos, en los espacios del salón Simón Bolívar del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores, para dar lugar al debate sobre las luchas políticas que actualmente movilizan a los pueblos de América Latina y el Caribe frente a la crisis de representatividad.

Con motivo de la clausura del seminario, Gloria Gaitán, hija del mártir revolucionario Jorge Eliezer Gaitán, envió unas palabras sobre la crisis de representatividad que padece América Latina. “Vivimos una rebelión antineoliberal, pero no antisistema, como si la política y economía no fuesen fruto del sistema dominante, el noeliberalismo es un apéndice indisoluble de la ‘democracia representativa’ (…) que tiene poco de democracia, ya que delega en terceros el derecho humano de todo ciudadano de regir directamente sus destinos, este poder finalmente surgirá de lo que hoy llamamos ‘democracia continua’”.

Por parte del Comité de América Latina y El Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem), participó la socióloga Norma Enriquez, quien abordó las realidades propias de Colombia y sus contextos compartidos.

Enriquez señaló que “es vergonzoso que los acuerdos de paz no hayan sido cumplidos por el gobierno colombiano, sino por los excombatientes, quienes en este momento están vinculados a procesos de producción económica y sociales, así como también conformaron un partido político, que ahora tiene representación en el congreso. Han demostrado a las comunidades que si hay alguien que quiere llevar a cabo el proceso de reincorporación, son los excombatientes”.

Al mismo tiempo, mientras la prensa y el gobierno desestiman las movilizaciones en toda Colombia, lo que se aprecia realmente es la confluencia de las distintas clases sociales, y el papel protagónico de los estudiantes, indígenas, afro colombianos y el movimiento de mujeres. Esta confluencia se debe a que todos se han dado cuenta que la calidad de vida ha ido desmejorando. “El gobierno de Uribe y de Duque han hecho que la gente pueda constatar la violencia del gobierno”, expresó Henríquez.

Para tener una proyección del panorama de América Latina, la socióloga argentina Paula Klachko, abordó “los procesos insurreccionales que paren cambios políticos”, y sostuvo que la resistencia al golpe de Estado en Bolivia fue espontánea. Esta y otras manifestaciones del pueblo no son revueltas, no son revoluciones, son insurrecciones.

Para cerrar este ciclo de ponencias, en representación de la Red en Defensa de la Humanidad, intervino el médico chileno Pablo Sepúlveda, expuso que el estallido social en Chile tuvo como epicentro el alza del pasaje del metro, sin embargo, como dicen las consignas en las calles de Chile, “no son 30 pesos, son 30 años”. En esas tres décadas el país ha sido regido por la constitución pinochetista, lo cual denota la urgencia de un proceso constituyente en el país.