Venezuela reitera en ONU-Ginebra que medidas coercitivas son la causa de la migración económica en el país

En representación de la República Bolivariana de Venezuela, Eulalia Tabares, directora general de Relaciones Consulares de la Cancillería, denunció este miércoles en la ONU-Ginebra “la ausencia de pronunciamientos y definición de acciones en contra de la causa profunda de la migración económica venezolana”, generada por “las medidas coercitivas unilaterales impuestas por el gobierno de Estados Unidos y apoyadas y aplaudidas por países que están en el panel en este momento”.

Así lo expuso en el foro “Respuestas integradas para la salida de refugiados y migrantes de Venezuela”, convocado por las representaciones de Brasil, Colombia, Ecuador y Perú, en el marco del primer Foro Mundial sobre los Refugiados, que concluye este miércoles en la ciudad suiza, organizado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

“Observamos una politización clara de los espacios multilaterales en los que se discute la cooperación en el marco de la protección a los refugiados y migrantes. Tan clara es la politización que está acreditado como parte de la delegación colombiana un diputado opositor del parlamento venezolano. Creo que a ninguno de los países aquí presente le agradaría que otro Estado le acredite a funcionarios de la oposición de su nación”, puntualizó.

Tabares reiteró que las medidas coercitivas unilaterales son la causa de la desestabilización económica en Venezuela, que continúa siendo un país de acogida de millones de migrantes y refugiados, precisando al respecto que “de las 2 millones 872 mil 695 viviendas entregadas en Revolución, 359 mil 250 se adjudicaron a hermanos colombianos”.

En referencia al vecino país, aclaró que el tratamiento bilateral al tema migratorio no se está respetando en este momento, porque “no hay un diálogo bilateral para tratarlo, cuando es un principio” humanitario internacional.

Asimismo, aseguró que las venezolanas y los venezolanos que migraron a causa de la crisis inducida están regresando a la Patria e incorporándose a la economía nacional, porque no consiguen en los países de acogida condiciones favorables de vida, por lo que se hizo una solicitud de recursos para la repatriación de venezolanos.

Tabares denunció por último que Venezuela no recibiera una invitación formal para participar en la actividad: “Llamamos a respetar los espacios multilaterales y a los países concernidos, cuando se traten temas que nos involucran, como es en este caso”.