Asociación Americana de Juristas alega que informe de la Alta Comisionada fomenta una imagen distorsionada sobre Venezuela

La Asociación Americana de Juristas, representada por Gianfranco Ferrer, tuvo un derecho de palabra este miércoles ante el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Ginebra, Suiza, en la que afirmó que “la crisis que sufren los venezolanos no es humanitaria”.

La aseveración se sustenta en un informe conclusivo que elaboran sobre la visita que realizaron representantes de esta Organización No Gubernamental a Venezuela, como parte de una delegación de defensores y expertos en derechos humanos, desde el 10 hasta el 16 de noviembre de este año, para verificar las condiciones de derechos humanos en el país.

Este miércoles, la alta comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, presentó en Ginebra la actualización oral de su informe sobre Venezuela.

Ferrer expuso que la delegación ve con preocupación que los argumentos en los que se basa el informe de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, omiten el análisis de las causas que la generan y fomentan una imagen distorsionada de la real situación que hoy vive la nación suramericana, alertando que podrían terminar “resultando hábiles para justificar una intervención en Venezuela”.

Apuntó que los organismos de los sistemas de tutela de los derechos humanos deben esforzarse por evitar el uso instrumentalizado de esos derechos que terminen justificando sanciones, bloqueos económicos y comerciales, medidas coercitivas unilaterales e intervenciones armadas.

“Esta misión ha podido comprobar los efectos de esas sanciones. Las medidas coercitivas unilaterales impuestas por el gobierno de Estados Unidos y sus aliados, impiden el disfrute y ejercicio pleno de los derechos humanos en Venezuela, y limitan la capacidad del Estado venezolano para garantizarlos y protegerlos. Hemos podido constatar el esfuerzo del Estado venezolano en su cumplimiento; así como las instancias de diálogo con la oposición y diversos actores sociales para arribar a soluciones consensuadas”, aseguró.

El representante de la ONG internacional reiteró que la injerencia en asuntos internos de los países, viola los principios de no intervención y autodeterminación de los pueblos y la Declaración y Programa de Acción de Viena. “El bloqueo económico impacta la seguridad alimentaria, la salud y la capacidad productiva, en detrimento de la calidad de vida”, recalcó.

La Asociación Americana de Juristas integra la Coalición Internacional Interdisciplinaria para la Paz y la Democracia, con estatuto consultivo ante el Consejo Económico y Social (Ecosoc) y representación permanente ante la ONU Nueva York y Ginebra.