Conversatorio Cervantes y la ciudad de Argel se realiza en Caracas en el marco de la Filven 2019

A la edad de 28 años, Miguel de Cervantes fue hecho cautivo en Nápoles, Italia, y llevado a la ciudad de Argel. Con el objetivo de abordar los detalles de este suceso que marcó la vida de este autor del Siglo de Oro español, la XV Feria Internacional del Libro (Filven) 2019, invitó al director general de los Laboratorios de Humanidades y Ciencias Sociales de Argelia, Benafri Chakib, quien ha estudiado los tres siglos (desde 1516 a 1830) en los que el Imperio otomano dominó Argelia.

Durante su ponencia, Chakib explicó que los argelinos tienen una enorme deuda con Cervantes, ya que a través del Quijote y otras de las obras del autor, el nombre de la ciudad de Argel viajó al continente americano y también fue conocido en todo el mundo.

Asimismo, el historiador argelino destacó que buena parte de la obra de Cervantes estuvo orientada hacia el mundo musulmán, en ella se ven plasmadas sus experiencias como cautivo en la ciudad de Argel, en esta ciudad cosmopolita del imperio otomano, Cervantes observó una gran diversidad cultural, donde el judío, el renegado, el morisco, el andaluz y por último los protestantes, convivían con respeto.

Cervantes refirió que se sintió libre durante su cautiverio en Argelia, porque podía estar dentro de esta Torre de Babel, donde se convivía con múltiples lenguas, hasta el punto que la gente se comunicaba en una especie de lengua franca.

“Miguel de Cervantes que conocía muy bien al mundo europeo, descubrió a través de su cautiverio en Argel, que duró cinco años, una sociedad completamente diferente, una sociedad que parecía una Torre de Babel, por su cosmopolismo, multietnicidad, multilenguaje que convivía en toda la ciudad, que para esa época tenía alrededor de 60.000 habitantes”, indicó Chakib.

A partir de esta experiencia, Cervantes dejó como legado sus obras: “El trato de Argel” y “Los baños de Argel”, en las que defendía que el mundo del mañana debía ser un lugar mejor para la humanidad en tanto se pareciera a más a Argel, donde coexistía el diálogo entre culturas, entre sociedades, entre lenguas, entre grupos étnicos, teniendo como ejes fundamentales el respeto y el conocimiento del otro. Esto permanece en la imagen del ser humano como único puerto de salvación.

Además de ser una figura central dentro de la literatura del Siglo de Oro español, Miguel de Cervantes también realizó carrera militar, destaca su participación en la Batalla de Lepanto, este fue el primer triunfo de las flotas cristianas sobre las flotas otomanas.

Como parte de los lazos culturales que unen a Venezuela y Argelia, se llevó a cabo esta conferencia en las instalaciones del Instituto de Altos Estudios Diplomáticos Pedro Gual, donde también estuvo presente el embajador de la República Argelina Democrática y Popular, Ghaouti Benmoussat.