Liga Panafricana-UMOJA denuncia terrorismo económico en bloqueo contra Venezuela

Mediante un comunicado, la Liga Panafricana–UMOJA exige el fin de las medidas coercitivas  impuestas por la administración estadounidense contra la República Bolivariana de Venezuela. Recuerda que desde agosto de 2018 y el intento de asesinato del presidente Nicolás Maduro, las fuerzas imperialistas redoblan sus esfuerzos para derrocar el poder y poner fin al proceso revolucionario iniciado hace veinte años por el presidente Hugo Chávez.

Precisa que las luchas diplomáticas, las amenazas de invasión militar, el uso de armas humanitarias, los llamamientos a la insurrección popular o los ataques electromagnéticos acaecen en un contexto de propaganda mediática, apoyando las últimas acciones injerencistas estadounidenses que afectan, en primer lugar, a una población asfixiada por la crisis económica. Afirma que la oposición venezolana, que negociaba con el gobierno una solución política en Barbados, bajo la égida del gobierno de Noruega, “demuestra simplemente que es el hijo oculto del imperialismo más cínico”.

“Venezuela, que tiene las mayores reservas de petróleo del mundo, se niega a convertirse en la colonia de los Estados Unidos. Todos los intentos de desestabilización fracasaron ante la resistencia popular y la lealtad del ejército bolivariano”, apunta el comunicado.

Denuncia el papel habitual de los países occidentales, de la “comunidad internacional” que afirman, una vez más, dar lecciones de democracia a Caracas, mientras que son una minoría frente a más de 150 gobiernos que han mantenido su apoyo al gobierno legal y legítimo de Nicolás Maduro.

La organización africana considera que las Naciones Unidas deben tomar nota de esta realidad y condenar la declaración de guerra económica de los Estados Unidos contra Venezuela. Enfatiza que el único dueño de su destino es el día de hoy el pueblo venezolano, como el pueblo africano de Libia ayer, nunca se adhirió a la lógica de la guerra llevada por los imperialistas. Destaca que víctima de una violación de los derechos humanos relacionada con las órdenes ejecutivas de bloqueo, el pueblo venezolano quiere paz y respeto de su soberanía.

En este sentido, la Liga Panafricana – UMOJA insta a la Unión Africana a condenar las sanciones contra Venezuela, que paradójicamente van en contra de la lógica del libre comercio que buscaban los gobiernos africanos en la última Cumbre en Niamey.

“Cualquier pueblo africano puede encontrarse mañana en la situación del pueblo venezolano, víctima de una guerra económica en la que un poder, insatisfecho con el acceso a los recursos naturales, decidiría imponer su ley extraterritorialmente por encima del derecho internacional, con el único propósito de eliminar competidores. Rusia y China son atacadas directamente por su apoyo a Venezuela y su deseo de mantener un orden multipolar. La solidaridad internacional frente a la agresión imperialista genera muchas esperanzas para los pueblos del mundo, especialmente en los africanos que han sido sometidos a las mismas formas de injerencia desde hace muchísimo tiempo”, agrega el comunicado.