Canciller Arreaza difunde elementos probatorios de espionaje y ciberataques de EEUU a Venezuela

El canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, difundió este domingo un conjunto de elementos probatorios recogidos en un reporte del venezolano portal de investigaciones Misión Verdad, con respecto a las acciones de espionaje y ciberataques de los Estados Unidos hacia el país latinoamericano.

En su cuenta en Twitter @jaarreaza, el diplomático venezolano destacó que algunas de ellas han sido aceptadas y confesadas por voceros de la Casa Blanca.

El trabajo periodístico de Misión Verdad cita el descubrimiento de la compañía de seguridad eslovaca ESET de un ataque de espionaje avanzado contra la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) por parte de hackers, con el propósito de “mapear” la ubicación de sus unidades militares más sensibles.

Este tipo de ataques, de acuerdo con el portal de investigaciones, han tenido éxito en Ecuador, Colombia y Nicaragua, pero ESET afirma que tres cuartas partes de los ordenadores infectados se encuentran en Venezuela. La mayoría pertenecen a sistemas militares, pero también la policía y los sistemas de la Cancillería fueron atacados.

“En este caso, estamos bastante seguros de que la mayoría de las víctimas de estos hackers pertenecen al ejército venezolano, en base a los documentos que han capturado”, afirma Alexis Dorais-Joncas, de la empresa eslovaca.

Los investigadores sospechan que el grupo de hackers es de habla hispana y la frecuencia de sus ataques se ha incrementado en los últimos años.

Este 2019, el gobierno de Venezuela ha denunciado ciberataques contra el Sistema Eléctrico Nacional (SEN), dirigidos desde Estados Unidos.

Indebidas incursiones

El pasado 19 de julio, una aeronave de inteligencia norteamericana ingresó en la Región de Información de Vuelo controlada por Venezuela, sin cumplir con los protocolos establecidos en tratados internacionales.

“El avión EP-3E ARIES II es un avión de cuatro motores, de ala baja, de inteligencia y guerra electrónica, que utiliza equipos de última generación para incursionar e interferir sistemas de comunicaciones”, precisó el Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Ceofanb).

La interceptación de la aeronave estadounidense se produjo en vísperas de la reunión ministerial del buró de coordinación del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal), que se celebró en Caracas el 20 y 21 de julio.

Tres días después, el 22 de julio, el vicepresidente sectorial de Comunicación, Turismo y Cultura, Jorge Rodríguez, denunció una nueva incursión por parte de un EP-3E ARIES II, registrada a las 09h52 (hora local) de ese mismo día.

El 27 de julio pasado, el Ceofanb afirmó que aviones espías de Estados Unidos surcaron indebidamente la Región de Información de Vuelo que controla Venezuela.

Las acusaciones de Caracas suscitaron la respuesta del jefe del Comando Sur de los Estados Unidos, Craig Faller, quien declaró entonces que realizaban “vuelos de vigilancia totalmente profesionales”.

El canciller venezolano catalogó como “gravísima y criminal” la confesión y anunció una denuncia ante la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El Gobierno de Venezuela ha registrado al menos 78 violaciones al espacio aéreo venezolano por aeronaves estadounidenses en lo que va de año, y ha rechazado estas acciones consideradas como una provocación.