Comité brasilero por la paz en Venezuela emite manifiesto en contra del bloqueo económico

El Comité brasilero por la paz en Venezuela emitió un manifiesto para rechazar el bloqueo económico impuesto por la administración Trump contra el pueblo venezolano.

A continuación el comunicado íntegro: 

Nosotros, los abajo firmantes, denunciamos otra acción criminal contra el pueblo venezolano y expresamos nuestro más profundo rechazo a las medidas recientemente anunciadas por los gobiernos de Estados Unidos y Brasil contra el Gobierno Bolivariano y que socavan la soberanía y dignidad de Venezuela.

Nos sumamos a las voces que denuncian el bloqueo de 25,000 toneladas de alimentos comprados por el gobierno venezolano para alimentar a su pueblo, que están embargados en el Canal de Panamá debido a las sanciones económicas y financieras promovidas por el imperialismo estadounidense.

Desde la elección de Hugo Chávez, el pueblo venezolano ha sido atacado por Estados Unidos, y sus títeres persisten en golpear la soberanía popular, día y noche. Conscientes y movilizados, 1 millón de ciudadanos venezolanos están ahora en las calles, defendiendo la Revolución Bolivariana y denunciando este ataque a su país, su paz.

El gobierno brasileño, para vergüenza de la tradición mediadora histórica de la diplomacia brasileña, actúa como un felpudo estadounidense en violación de los tratados y el derecho internacional con el único propósito de complacer esta hostil política estadounidense.

Ante esta grave y criminal realidad, es responsabilidad de todas las naciones del mundo, incluidas las propias Naciones Unidas y su Consejo de Seguridad, poner fin a las acciones dirigidas por Estados Unidos. Tenemos claro que la crisis económica y social venezolana solo se revertirá en el contexto de la búsqueda de la paz en América Latina y el Caribe.

Nos mantenemos alerta y manifestamos:

– contra las sanciones económicas penales impuestas por los Estados Unidos a Venezuela;

– en defensa de la soberanía y autodeterminación del pueblo venezolano;

– en defensa de la paz y la integración entre los pueblos.

Brasil, 9 de agosto de 2019