Partido Guatemalteco del Trabajo condena a EEUU por nuevo ataque contra el pueblo venezolano

El Partido Guatemalteco del Trabajo (PGT) condena la nueva orden ejecutiva del presidente de Estados Unidos, a través de la cual bloquea totalmente los activos de Venezuela en ese país y autoriza sanciones a terceros que hagan negocios con el país sudamericano. Dicha orden ejecutiva profundiza el criminal bloqueo económico, financiero y comercial yanqui contra el pueblo venezolano. 

El ilegítimo e ilegal bloqueo, significa no sólo una serie de obstáculos al intercambio comercial de Venezuela con cualquier país, sino también el robo de sus reservas internacionales, cuentas bancarias internacionales y empresas venezolanas fuera de su territorio, como es el caso de Citgo, subsidiaria de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), que el gobierno de Trump se apropió ilegalmente.

La nueva agresión implica el bloqueo a la adquisición y suministro de bienes básicos en materia de alimentación y salud, a la adquisición de bienes e insumos necesarios para la producción y la prestación de servicios sociales esenciales, a la venta de petróleo venezolano en el mercado internacional, entre otros. El gobierno de EE.UU. se arroga el derecho de prohibir a terceros países y empresas comerciar con Venezuela, amenazándolos con sanciones económicas. Con ello está provocando una verdadera crisis humanitaria y aplicando una política genocida contra todo el pueblo venezolano. Eso es terrorismo.

El bloqueo está acompañado de una campaña que amenaza con intervención militar en Venezuela, materializada ya en acciones como la violación del espacio aéreo venezolano por aviones espías. Con ello, los gringos obstruyen el diálogo entre el gobierno legítimo de Venezuela y la oposición que, mediado por el gobierno de Noruega, se desarrolla con el objetivo de buscar una salida política e independiente a la crisis provocada por la derecha fascista y la injerencia imperialista. Esta orden ejecutiva, al ser avalada por la oposición encabezada por el usurpador Juan Guaidó, legitima la suspensión temporal del diálogo ordenada por el presidente legítimo Nicolás Maduro Moros.

El criminal bloqueo contra la República Bolivariana de Venezuela, viola el derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas. Muestra, una vez más, el carácter imperialista de Estados Unidos que, en su afán por dominar el mundo y apropiarse de los recursos estratégicos de los pueblos, atenta contra su soberanía e independencia y contra su subsistencia y desarrollo.

La nueva orden ejecutiva de Trump es un paso adicional en la permanente agresión, robo y guerra no convencional que el imperialismo impulsa contra el pueblo y el gobierno venezolanos, a quienes asiste el derecho a adoptar una vía propia de bienestar sobre la base de su independencia y soberanía, sin doblegarse a los intereses e imposiciones imperialistas.

El Partido Guatemalteco del Trabajo también condena la actitud servil del gobierno de Guatemala que, sumado al cartel de Lima, hace parte de la comparsa de gobiernos lacayos en el esfuerzo por derrocar al gobierno democrático y revolucionario de la República Bolivariana de Venezuela.

Como comunistas condenamos esta nueva agresión de Estados Unidos y enviamos nuestras muestras de solidaridad el gobierno y pueblo venezolanos, a quien reconocemos su derecho al impulso y profundización de su Revolución Bolivariana sin injerencia alguna.

¡No a la intervención imperialista en Venezuela!
¡Viva la lucha heroica del pueblo venezolano!

Por Guatemala, la Revolución y el Socialismo
Partido Guatemalteco del Trabajo