Venezuela demanda pronunciamiento de la ONU ante bloqueo de EEUU formalizado por Trump

El canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, demandó este martes un pronunciamiento de la Organización de Naciones Unidas (ONU) ante el ilegal bloqueo económico impuesto por el gobierno de los Estados Unidos a la nación petrolera, que ha sido formalizado con la más reciente orden ejecutiva del presidente Donald Trump.

En concreto, el diplomático se refirió al secretario general del organismo, António Guterres, y a la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, a cuyo informe divulgado en julio pasado por su Oficina, el gobierno venezolano presentó 70 observaciones.

“Llamo al Secretario General de las Naciones Unidas, llamo a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos […] Es una violación a 30 millones de venezolanos en su derecho a la alimentación, la salud, la tranquilidad; las amenazas de invasión militar, la tensión política permanente ¿No es esa la mayor violación de los Derechos Humanos que haya podido existir en este continente?”, recalcó en rueda de prensa con medios nacionales e internacionales.

Las medidas coercitivas unilaterales impuestas por Washington a Caracas han restringido el ingreso nacional y la capacidad de importación del Estado venezolano para satisfacer las necesidades básicas de la población.

El canciller Arreaza enfatizó que la orden ejecutiva suscrita este lunes por el presidente Donald Trump formaliza y da matiz legal a un proceso de “arremetida inclemente y criminal”, que ya estaba en marcha en detrimento del pueblo venezolano.

“Iremos a las instancias que tengamos que ir del sistema internacional, las judiciales, las políticas, a demandar que se respete a Venezuela y que se pueda recompensar el daño que se le ha hecho al pueblo venezolano”, dijo el diplomático y aseveró que el Gobierno venezolano construye junto a sus aliados una sólida arquitectura para eludir las denominadas “sanciones”.

Consecuencias concretas del bloqueo

En su encuentro con los medios de comunicación, el ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores hizo una síntesis del impacto de las medidas coercitivas unilaterales impuestas por Washington a Caracas, que menoscaban los derechos humanos de los venezolanos y transgreden los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas.

Al respecto, detalló que el cerco, entre otras restricciones, prohíbe el acceso del gobierno y la estatal Pdvsa a fuentes de financiamiento internacional; ordena el congelamiento de miles de millones de dólares de Venezuela en la banca internacional; persigue las operaciones con oro y criptomonedas; confisca bienes y activos propiedad de Venezuela en territorio estadunidense y en otros países, en una cifra que supera los 30 mil millones de dólares; prohíbe el comercio marítimo del petróleo venezolano; impide al Banco Central de Venezuela (BCV) y a la banca pública operar en el sistema financiero internacional.

En este contexto, informó que el Ejecutivo nacional ha iniciado una serie de acciones judiciales en diversos países del mundo para recuperar los activos de Venezuela.

“Haremos lo que tengamos que hacer hasta las últimas instancias para que se haga justicia […] Todas las opciones están en la mesa, pero todas las opciones consagradas en la Carta de la ONU y en el derecho internacional”, dijo parafraseando a funcionarios de la Casa Blanca.

Por otra parte, advirtió que la Administración de Donald Trump pretende hacer de Venezuela el territorio de su “guerra geopolítica” con Rusia y China.

Diálogo de paz

El canciller venezolano alertó que el decreto de Trump intenta, además, torpedear el proceso de diálogo que iniciaron en mayo pasado las delegaciones del Gobierno venezolano y de la oposición en Oslo y que las partes han continuado en Barbados.

Sin embargo, subrayó la determinación del Ejecutivo nacional y su delegación, de la cual es miembro, de mantener las conversaciones en cualquier circunstancia.

El ministro de Relaciones Exteriores venezolano agradeció los esfuerzos de Noruega y Barbados en la facilitación del diálogo.

Fracasa reunión de Lima

En otros temas, el diplomático sentenció el fracaso de la reunión injerencista convocada para este 6 de agosto en Lima con respecto a Venezuela.

“Desespero total, fracaso total, el desespero no es buen consejero cuando se trata de tomar decisiones en materia de política internacional”, complementó tras hacer referencia a la escasa asistencia -a nivel ministerial- de los Estados convocados a la conferencia.

El canciller Arreaza ratificó la decisión indeclinable del gobierno y pueblo de Venezuela de preservar su soberanía e independencia nacional sin injerencias externas y en el marco del derecho internacional.

Venezuela demanda pronunciamiento de la ONU ante bloqueo de EEUU formalizado por Trump